jueves, 7 de noviembre de 2013

BON SCOTT

 



      Ronald Belford "Bon Scott" es una leyenda viviente para millones de personas. Cantante de la mítica banda AC/DC influyó a toda una generación de kinkis españoles que no sabían bien cómo vestirse para palear a pringaos como yo. Cada vez que me robaban de pequeño, el consuelo que me quedaba era el parecido razonable del mangui de turno con Bon Scott. Ferrol estaba plagado de sus dobles, con sus vaqueros ajustados marcando paquete, con sus piñatas podridas, con sus greñas en la nuca... Dios, qué tiempos de terror infantil escondiendo el dinero en los huevos al verlos acercarse al grito de: COMPI, COMPI, ¡UNA MONEDITA!
      En fin, parece ser que el tipo era el conductor de la furgalla de AC/DC y lo terminaron pillando como cantante. Así que mucho ojo con los buseros, nada de desprecios, también son humanos. Bajo esa Fachada de tíos serios medio sherifs de pueblo puede esconderse un Mozart.
     Bon Scott fue uno de los cantantes más increíbles de la historia del rock, se lo  pasó teta y nos lo hizo pasar a nosotros. Desgraciadamente, el tío murió a los 33 años después de un farrote alcohólico. Lo encontraron ahogado en su propio vómito. Y voy acabando ya, que cuanto más se parecen las biografías a la wikipedia más me joden. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario